sábado, 22 de diciembre de 2012

Yo, Lucifer, de Glen Duncan



"Presentamos al fin en español la divertida y exitosa novela de Glen Duncan, aclamada por público y crítica en el mercado anglosajón, y cuya versión cinematográfica se encuentra actualmente en fase de producción. El argumento es el siguiente: el fin de todas las cosas se acerca y al Príncipe de las Tinieblas se le ha concedido una última oportunidad de redención, siempre que sea capaz de vivir una vida razonablemente intachable en la Tierra. Como prueba, Lucifer negocia encarnarse en un cuerpo usado, el de un escritor, durante un mes… todo un mes para disfrutar de los placeres de la carne. Pero la experiencia de habitar entre nosotros le provoca más trastornos y complicaciones de lo previsto: en lugar de enseñar a los humanos lo que significa ser el Demonio, Lucifer se sorprende a sí mismo tratando de entender en qué consiste ser un hombre.”

MI OPINION DE ÉSTA NOVELA

En mi leal entender, existen libros muy sobrevalorados. Éste es uno de ellos. Pero antes de proseguir, déjenme contarles lo que dicen los “expertos” acerca de él y su autor:

“Un escritor muy inteligente… una ficción densa, perspicaz, sensible y perfectamente modelada”. The Guardian.

“No hay nadie por ahí que plantee las preguntas que Glen Duncan está planteando y de la forma en que las está planteando. Lo que está haciendo es maravilloso, extraordinariamente oscuro y, sí, importante. Es importante porque es un escritor de los grandes”. Independent on Sunday.

“Asombrosamente bueno, decididamente sincero”. Uncut.

“Endiabladamente inteligente… Una visión sulfurosa y como corresponde de Londres y de la humanidad”. Time Out.

“Una exploración inteligente y diabólicamente aguda de la vida actual, tan divertida como el Infierno”. The Times.

(Mi Dios…)

Bueno, después de oír a los “expertos” dar sus pareceres, y de haber gastado la nada friolera cifra de $ 99 por el libro, he aquí mi más sincera opinión: BASURA.
…Y es una pena, honestamente, porque la sinopsis pintaba para otra cosa. Porque la idea es tan rica como vastas son sus posibilidades. Es una pena, realmente. Pero quiero ser justo a mis principios. Son como doscientas páginas de chorradas sin sentido, una tras otra…

Pero como diría el buen Jack, el Destripador: “Vamos por partes, baby”.

“Yo, Lucifer”, del ignoto Glen Duncan (de quien dicen que ha sido elegido por Times Literaty Supplement como uno de los veinte mejores nuevos novelistas del Reino Unido, Dios nos ampare y asista) pretende ser la biografía del Diablo en primera persona. Esto seria una autobiografía, ya que después de hacer un trato con el Cielo de pasar un mes dentro del cuerpo humano del escritor decadente Declan Gunn (un chiste con el nombre del escritor. Declan Gunn = Glen Duncan. ¡Que gracioso! Y yo que llegué a pensar que era el único que se salía con eso. De hecho, tengo mi nombre traducido al inglés por si quiero ir a las tierras anglosajonas y firmar allí: Frederick Braverman = Federico Bravo. Ok, no suena muy lindo, pero me gusta) Su Satánica Majestad decide dejar constancia de sus memorias en un libro, en donde intentara contarnos cómo le ha ido más o menos en su experiencia terrenal, una experiencia llena de sensualismo, derroches y excesos; de vicios y de borrachera…

Seré franco: no me gusta el estilo literario de Glen Duncan. Es pesado. La historia se vuelve pesada, el lector encuentra escollos literarios a cada instante y eso termina por minar la historia, que será todo lo satírica que quieran sobre Dios, los ángeles, la religión, la sociedad inglesa de principios del siglo 21, pero que llegó a cuotas tales como hacerme arrepentir realmente de haber gastado mi dinero por ella.

Oh, por supuesto, el tono del libro es ácido, satírico. Lucifer no se anda con chiquitas. Te habla en el idioma callejero e intenta, pese a todo, granjearse tu simpatía. Por momentos el lector recordara al vampiro Lestat, cuando en la saga de vampiros de Anne Rice, decía aquello de querer ser “la representación del Mal”. Lestat y este Lucy tienen mucho en común… aquello de “soy-malo-pero-hey-seguro-que-te-caigo-sexy.” Todo muy bonito, pero Duncan arruina la que podría en potencia ser una buena historia con soporíferas dosis de lo que él (y unos supuestos afamados críticos literarios) opina que es un buen libro.

Esta historia, en manos de otro autor, habría sido muchísimo mejor. Anne Rice, por poner un ejemplo, escribió una maravilla con su “Memnoch, el Diablo”. Ok, eran los buenos tiempos de Anne. Lo que quiero decir es que la historia carece de esa chispa que una historia semejante tendría que tener…

Uno esperaría algo diferente. El protagonista es el Ángel Caído. Se supone que el quid de la cuestión es que Dios quiere que Lucifer se redima y por eso le ofrece una oportunidad de saber y sentir qué es ser humano. Lucy acepta el trato, pero cuando toma posesión del cuerpo terrenal se desmadra entrando en un mundo de vicios, droga y sexo. No es que me espanten estos temas, para nada. No soy ningún puritano y tuve mi época oscura (creo que todos los escritores tenemos eso; una época oscura). Lo único que reprocho es que el asunto, en vez de acercarlo a la tan ansiada redención final, lo aleja cada vez más. Y no parece que al autor le importe en lo más mínimo.

Duncan se regodea haciendo de su Lucifer un tipo repelente, con la excusa de “después de todo, ¡es el Diablo! ¿Hola? ¿Qué pretendías?”. No estoy de acuerdo. Yo he escrito una historia que –y perdón la falta de humildad- es cien mil veces mejor que ésta chorrada. “Crónicas del Ángel Caído” –la cual tendrá el año que viene su Segunda Parte en éste, mi blog, y sobre todo, GRATIS–. En ella exploro de una manera totalmente diferente la relación entre Dios y el Diablo y la cuestión del bien y del mal. Claro, me dirán que yo no soy “el gran escritor” como Glen Duncan lo es… de mí no habla ni Time Out, ni The Times, ni ninguna otro especialista literario. Por supuesto que no. Pero honestamente, creo que la historia que yo propongo es MILLONES DE VECES MEJOR QUE ESTA CHORRADA.

Ya, ya, me calmo. Estoy perdiendo la objetividad. Es cierto. Esto es una critica & opinión y estoy abriendo juicios de valores. Ya mismo lo compenso retomando el hilo sobre el libro…

No me gustó. Es aburrido, largo y para nada entretenido. Duncan escribe de forma pesada y parece tener una fijación enfermiza en darle con un caño cada dos por tres al cantante Elton John. ¡Elton John! ¿A quien le molesta este tipo? ¿Para tanto es? A mi no me gusta su música, pero no creo que sea para condenarlo al Infierno…

En fin… para gustos… y lo que sigue…

EN SINTESIS, QUE SE HIZO LARGO:

Un espanto. Al menos para mí. No me convenció ni aquella subtrama donde Lucy intenta vender los derechos de autor de su historia para que Hollywood le haga una película sobre ella. Lo más triste es que Hollywood –por un lado una maquina de hacer maravillas, por el otro, de hacer soberanas cagadas– de a de veras está pensando en hacer una película sobre este bodoque de libro, lo que confirma que estos son tiempos de crisis, realmente.

Saluditos!

PD: Promoción descarada. Aquellos que quieran leer una historia MEJOR protagonizada por Lucifer, ahí tienen la Primera Parte de mi historia “Crónicas del Ángel Caído” en este blog. Si esperan un poco más, el año que viene tendrán la Segunda Parte, donde se amplia más el asunto. Y –lo más importante de todo– ¡es GRATIS! ;)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hahaha. Leyendo esta reseña (por cierto, no había escuchado del libro en cuestión), deduzco que este tal "Glenn Duncan" es el "Stephenie Meyer" de los demonios.
Cabe mencionar que yo no creo en el Infierno ni en el diablo, pero la figura de Lucifer siempre me ha parecido muy interesante y por esto mismo creo que no es fácil escribir acerca de él y sus acciones. No todos pueden abordar un tema tan escabroso, como este, con éxito. La mayoría terminan con los típicos clichés del ser malvado, ruin y despreciable e incluso algunas veces termina como un simple personaje de acción con poderes limitados (videojuegos)o aún peor: como alguien sobajado y humillado de quien hay que burlarse. No muchos textos ahondan en el personaje (¡ni siquiera la biblia!LOL) y la verdad, creo que no les importa. Por eso, en mi (relativamente) corta vida, sólo hay tres historias del Ángel Caído que me han gustado: la trama de la película "el abogado del diablo", el mítico poema "Lost Paradise" (que por cierto, muestra a Luzbel en su lado más simpático) y, espero no sonar aduladora, la crónica que has escrito. Son las únicas historias (de todas las que he leído) que van más allá del típico monstruo que se nos muestra en las películas comerciales, series de televisión y literatura de terror. y, aunque en diferentes perspectivas, son las que han manejado mejor al personaje; un ángel temerario, tenaz, elocuente, astuto e irresistiblemente simpático. Firme en sus objetivos, aferrado como ningún otro a sus ideales. Pero un ángel, después de todo; un ser con dudas y temor(supongo que a equivocarse), cuyos actos no son entendidos y son a menudo juzgados injustamente, cuyo pensamiento no es comprendido por sus enemigos ni por sus aliados ( tal vez sólo por dios...). Una creatura que, quizás, guarda cierta nostalgia por el lugar que alguna vez fue su hogar.
Ese es un Verdadero guerrero, así es como deberían representar al demonio, no sólo como un hombre de "buen porte y personalidad atractiva" sin trasfondo ni tampoco como una criatura abominable sin razón. Por eso considero que la crónica que has escrito maneja muy bien este tema y te felicito por eso.
Yo también soy emmmh, una especie de "escritora amateur" y me gusta compartir mis cuentos y relatos en tantos sitios pueda, pues considero que el arte (en cualquier expresión) debe ser accesible para todos. También me gusta compartir lo que otros escriben, pues hay tanto talento por ahí que, al leer tales joyas, me doy cuenta de mi pobreza. Sin embargo, el mundo capitalista en el que vivimos importa más el señor verde (ya ni el euro ¬¬) que una buena historia y a menudo (no siempre) prevalece el interés económico que el buen arte (siempre y cuando tengas buenos promotores...) . Lo bueno es que en internet hay de todo y para todos y lo mejor de todo, es gratis :D.
Un saludo y espero la segunda parte de la crónica! ;D

Fede dijo...

Hola! Que tal? ;)

¡Muchisimas gracias por el comentario! Es cierto, el cine y la literatura muchas veces nos presentan a Lucifer de muchas formas y muchas me temo son muy pobres. Estoy de acuerdo con los titulos que sugieres -en especial con mi crónica, jajajaja. ¡Gracias por leerla!- y me gustaria agregar otra muy buena novela sobre el Diablo de una escritora estadounidense: Taylor Cadwell.

"Dialogos con el Diablo", es el titulo de la novela. Es muy buena, asi que podemos sumarla a la lista de buenas ficciones sobre Lucifer.

En fin... muchisimas gracias por tan extenso y hermoso comentario y por haber leido mi crónica. ¡Ya al arrancar el año nuevo tendremos la segunda parte! ;)

Un gran abrazo!!!

Anita dijo...

Recién terminé de leerlo y no coincido con algunas cosas y con otras si. Hasta la mitad (y un poquito más también) el libro me gustó y me divirtió. No me resultó pesado para nada aunque por momentos difícil de seguir; pero pienso que es más un problema de traducción o de "adecuación", dado que tiene muchísimas referencias a "cosas" (marcas, lugares,personas, anécdotas) que no tenía muy claro a qué se referían (estuve "googleando" un poco para entender). Pero después se quedó "ahí", sin moraleja, conclusión, debate, síntesis o como quieran llamarlo. Realmente pensaba, mientras leía la primera parte, que iba a ser una especie de manifiesto a favor del libre albedrío y la libertad en contraposición a lo que suele discutirse cuando se habla de Dios y el diablo (el Bien y el Mal). Pero se ve que me equivoqué. Que entendí cualquier cosa. En fin, me entretuvo bastante pero al final me decepcionó.

Fede dijo...

La buena noticia es que acabe releyendo el libro y me di cuenta de que estaba equivocado en algunas cuantas cosas, Anita. Acabó gustándome mucho y lo entendí mejor. Busca, si puedes, la entrada donde vuelvo a comentar mis pareceres. Ahí doy mi nuevo punto de vista sobre esta obra.

Un saludo y gracias por comentar!!