miércoles, 17 de diciembre de 2014

El Mapa del Tiempo, de Félix J. Palma


Londres, 1896. Innumerables inventos alteran una y otra vez la faz del siglo haciendo creer al hombre que la ciencia es capaz de conseguir lo imposible. Y sus logros parecen no tener límites, como demuestra la aparición de la empresa de Viajes Temporales Murray, que abre sus puertas dispuesta a hacer realidad el sueño más codiciado de la humanidad: viajar en el tiempo, un anhelo que el escritor H.G. Wells había despertado un año antes con su novela La máquina del tiempo. De repente, el hombre del siglo XIX tiene la posibilidad de viajar al año 2000, como hace Claire Haggerty, quien vivirá una historia de amor a través del tiempo con un hombre del futuro. Pero no todos desean ver el mañana. Andrew Harrington pretende viajar al pasado, a 1888, para salvar a su amada de las garras de Jack el Destripador. Y el propio H.G. Wells sufrirá los riesgos de los viajes temporales cuando un misterioso viajero llegue a su época con la intención de asesinarlo para publicar su novela con su nombre, obligándolo a emprender una desesperada huida a través de los siglos. Pero, ¿qué ocurre si cambiamos el pasado? ¿Puede reescribirse la Historia?
 Félix J. Palma plantea estas preguntas en `El mapa del tiempo`, con la que obtuvo el XL premio Ateneo de Sevilla de Novela. Barajando personajes ficticios con personajes reales, como Jack el Destripador o el Hombre Elefante, Palma teje una fantasía histórica tan imaginativa como trepidante, una historia llena de amor y aventura que rinde un homenaje a los comienzos de la Ciencia Ficción y transportará al lector al fascinante Londres victoriano en su propio viaje en el tiempo.
MI OPINION SOBRE ESTA NOVELA:
Hay novelas que te invitan a soñar. Libros que son auténticas obras de arte literario y que a cada párrafo, a cada capítulo, disfrutas enormemente. Por lo general, ese tipo de libro uno no quiere que termine nunca, tan entretenida y amena es su lectura.
“El Mapa del Tiempo”, de Félix J. Palma, es uno de esos casos típicos. Nos hallamos ante un libro maravilloso, cuyo autor sin duda disfrutó escribir y este es un sentimiento que logra, con creces, transmitírnoslo a nosotros, sus lectores.
El libro entero es un homenaje fenomenal a ese gran escritor de Ciencia-Ficción, H. G. Wells, y su obra “La Máquina del Tiempo”. Con gran maestría y entusiasmo, Félix Palma nos ofrece tres historias, enlazadas entre sí por el brillante escritor británico –quien también sale como personaje principal de la trama–. La primera, una historia trágica de amor, protagonizada por el joven Andrew Harrington, un muchacho rico de la alta sociedad londinense que se enamora perdidamente de la prostituta Mary Kelly, quien está destinada a convertirse en la quinta víctima canónica del sanguinario Jack el Destripador. La segunda, una historia bellísima de amores imposibles entre Claire Haggerty –una chica para nada convencional del siglo XIX– y un aguerrido hombre del futuro año 2000, y la tercera, una suerte de drama policial que empieza con unas extrañas muertes en Londres y que acaba envolviendo al mismo Wells de manera sorprendente en una trama que incluye otros viajeros en el tiempo, mundos paralelos y engaños varios…
Y no diré nada más acerca de esta novela, para no desvelar sorpresas, ya que las hay y a montones. Mi recomendación personal es que lean el libro de principio a fin y que no den nada por sentado hasta entonces. El asombro está garantizado.
EN SINTESIS:
¿Buscas viajes en el tiempo? Aquí los hallaras. ¿Buscas romance, intriga? Aquí están. ¿Buscas sorpresas? Pues aquí las tienes. ¿Buscas literatura Steampunk? La hallaras aquí. ¿Qué más puedo decirte que te convenza de que vale la pena totalmente leer esta novela? ¡No lo pienses más! ¡Corre ya mismo a comprarla, antes de que se agote! O antes de que algún inescrupuloso viajero del tiempo decida robársela de la Historia, jejeje. ;)

sábado, 13 de diciembre de 2014

Regalo navideño por adelantado


Como el 24 a la noche espero estar brindando junto a mis seres queridos –que son pocos, pero están todavía conmigo– sin duda no me verán por estos pagos durante ese día y el siguiente, día de Navidad, no por ello quisiera dejar de alcanzarles a todos ustedes un regalo muy especial que tiene que ver, en cierta medida, con la fecha.
El siguiente relato de mi autoría, que podrán hallar subido a mi cuenta de Scribd en el enlace que a continuación voy a pasarles, nació fruto de mi amor, respeto y –¿por qué no decirlo con todas las letras?– devoción hacia la Santísima Virgen María. Es un trabajo en esencia de ficción con bases reales… al menos, para aquellos que tenemos fe y somos creyentes y cristianos. Si bien para su confección he tomado parte del texto de dos Apócrifos del Nuevo Testamento, ninguna de las enseñanzas de ambos escritos contradice para nada al Canon Oficial. Más bien, sin duda alguna lo complementa.
Sé que debería haber subido el relato por entregas, capitulo a capitulo, como hago con casi todos mis escritos por aquí, pero prefiero hacerlo de esta manera para que nadie se pierda de leer este cuento, que –huelga decir– es absolutamente gratis para todos ustedes.
Sin más, espero que lo disfruten.
FEDERICO H. BRAVO

viernes, 12 de diciembre de 2014

¿Verdaderos viajes en el Tiempo o grandes fraudes?


La siguiente es una lista recopilatoria extraída de Internet acerca de los casos más conocidos y sonados sobre supuestos viajes (y viajeros) en el Tiempo. Después de una atenta lectura, uno llega inevitablemente a dos conclusiones: O estamos ante un ejército de fraudes sin fin, o alguno de los citados casos es real. Juzguen ustedes mismos, amigos míos.
NOTA: En cursiva y negrita, mis propias opiniones al respecto.
El Incidente Moberly–Jourdain
El incidente Moberly-Jourdain, o también llamado los Fantasmas del Petit Trianon de Versalles, fue un evento que ocurrió el 10 de agosto 1901 en los jardines del Petit Trianon, el cual involucró a dos mujeres, Charlotte Anne Moberly (1846-1937) y Eleanor Jourdain (1863 - 1924). Ambas mujeres tenían antecedentes educativos, el padre de Moberly era un maestro y un obispo, y el padre de Jourdain era un vicario. Durante un viaje a Versalles, visitaron el Petit Trianon, un pequeño castillo en los jardines del Palacio de Versalles, donde supuestamente experimentaron un viaje al pasado, y vieron a María Antonieta, así como otras personas de la misma época. Después de investigar la historia del palacio, y comparar de la descripción de su experiencia, en 1911 ellas publicaron su trabajo en un libro titulado An Adventure (Una Aventura), bajo los nombres de Elizabeth Morrison y Frances Lamont. Su historia causó sensación, y fue objeto de muchas burlas. (Pero, ¿fue real o un fraude? Parece que la cosa sigue sin ser del todo clara. Hasta que lo sea, les daré el beneficio de la duda).
El Experimento Filadelfia y el Proyecto Montauk.
El Experimento Filadelfia es el nombre que se le da a un experimento militar naval que supuestamente llevó a cabo en el Astillero Naval de Filadelfia en Pensilvania, EUA, en algún momento alrededor del 28 octubre de 1943. Se alega que el destructor de escolta los Estados Unidos "USS Eldridge" fue diseñado para volverse ópticamente invisible para que no pudiera ser detectado por el enemigo. Este experimento también se conoce como Proyecto Arcoíris. Algunos informes afirman que el buque de guerra regresó en el tiempo por 10 segundos; sin embargo, la cultura popular ha representado mucho más grandes saltos temporales. La historia es ampliamente considerada como un engaño. La Armada de EE.UU. sostiene que no hubo tal experimento, y los detalles de la historia contradicen hechos sobre el Eldridge, así como las leyes conocidas de la Física. Sin embargo, la historia ha capturado la atención de los creyentes de las teorías conspirativas, y los elementos del Experimento Filadelfia son mencionadas en otras teorías conspirativas del gobierno estadounidense. (“La Armada de Estados Unidos sostiene que no hubo tal experimento…” Sí, claro. ¿Debemos creerles? ¿Qué tal si es como los informes acerca de las torturas que la CIA practicaba a sus detenidos? Era un secreto a voces y ahora resulta que es real. Sobre el Experimento Filadelfia se ha escrito muchísimo y se han hecho hasta películas. ¿Algo concreto como para desestimar la posible realidad del caso? Nada, salvo una desmentida cuasi-oficial de la Fuerza Naval yanqui. El caso es similar al asuntito de Roswell, Nuevo México. “¿Marcianos? No, señor. Nosotros no tenemos ningún marciano aquí”. Sí, claro. ¿Por qué será que algo de todo esto me chirria mal, eh?)
El Proyecto Montauk son una serie de proyectos secretos del gobierno de los Estados Unidos, supuestamente realizado en el Camp Hero o estación de la Fuerza Aérea de Montauk en Montauk, Long Island, con el propósito de hacer investigaciones exóticas, incluyendo viajes en el tiempo. Jacques Vallée describe las alegaciones del Proyecto Montauk como una consecuencia de las historias sobre el Experimento Filadelfia. (Sobre este proyecto no sé nada de nada. Me toma por sorpresa. No me extrañaría, sin embargo, que tal cosa fuese real.
El Chronovisor
Chronovisor fue el nombre dado a un artefacto que se decía era capaz de ver los eventos pasados y futuros. Su existencia fue alegada por el Padre François Brune (nacido en 1931), autor de varios libros sobre fenómenos paranormales y de religión. En su libro Nuevo Misterio del Vaticano afirmó que el aparato había sido construido por el sacerdote y científico italiano Marcello Pellegrino Ernetti. Mientras el Padre Ernetti era una persona real, la existencia (y mucho menos la funcionalidad) del cronovisor nunca se confirmó. (Realidad o ficción aparte, ya me puedo imaginar que el susodicho aparatito –de existir– acabó encerrado en las bóvedas del Vaticano, tildado de “aparato diabólico”. Sería interesante hacer algún cuentito de CF –Ciencia Ficción– al respecto. ¿Qué me dicen?)
La reunión de Billy Meier con Emmanuel
"Billy" Eduard Albert Meier (nacido el 3 de febrero 1937) es un ciudadano de Suiza, que afirma ser contactado por extraterrestres y un profeta. También es poseedor de muchas polémicas fotografías de temática OVNI, que él afirma son la evidencia de sus encuentros. Meier ha reportado contacto regular con extraterrestres que él llama Plejaren (aliens de más allá de la Pléyades) describiéndolos como una especie de alienígenas Nórdicos humanoides. Tal como se relata en la versión íntegra del libro Message from the Pleiades, Vol. 2 (en español Mensaje de las Pléyades, Vol. 2), Meier regresó en el tiempo gracias al extraterrestre Asket donde se reunió personalmente con Emmanuel, acusado de ser el verdadero Jesús, y le dijo a Meier que la evolución de Meier fue superior a la del propio Emmanuel, diciendo: "En verdad, su evolución ha procedido por más de 2000 años, hecho que no he considerado" (página 512). El contacto con Emmanuel duró cuatro días y después Meier fue devuelto a la actualidad. (¿Alguien dijo “llamen urgente a un psiquiatra?” Pues coincido. ¡¡Psiquiatra!! Auténtico fraude, mis amigos. Y delirio místico).
Rudolph Fentz
Rudolph Fentz es una leyenda urbana de la década de 1970 y se ha repetido desde entonces como una reproducción de los hechos y presentado como prueba de la existencia del viaje en el tiempo. La leyenda se sitúa en Nueva York en el año 1950, cuando un hombre vestido con ropas del Siglo 19 fue atropellado por un coche y murió. La investigación posterior reveló que el hombre había desaparecido sin dejar rastro en 1876. Los objetos que el hombre poseía revelaron que había viajado en el tiempo desde 1876 hasta 1950. El folclorista Chris Aubeck investigó la historia y descubrió que se originó en un libro de ciencia ficción de la década de 1950, A Voice from the Gallery (en español Una voz de la Galería) escrito por Michael Holland, que había copiado el cuento I'm scared (en español "Estoy asustado"), un relato corto creado por Jack Finney (1911-1995), que dio origen a la historia Fentz. (Un caso donde la ficción trasciende hasta la realidad… al menos, en cierta forma. Cuando se habla de posibles viajeros del Tiempo, es imposible no toparse con el incidente de Rudolph Fentz. Si aquí se dice que el hecho es ficticio y que está tomado de la ficción, habrá que creerlo. ¿O no? En todo caso, el caso –valga la redundancia– de Fentz más que de viajero del Tiempo es de desplazamiento temporal. E involuntario. Aunque, ¡mira qué suerte negra! Ser trasladado a través de tiempo y espacio hacia Nueva York desde 1876 hasta 1950 y morir arrollado por un coche. Si… tiene toda la pinta del tipo de historia que uno escribiría en un cuentito estándar de CF.
John Titor, El Soldado del Futuro
John Titor es el nombre usado en varios tablones de anuncios de los años 2000 y 2001 por un posteador que dice ser un viajero del tiempo del año 2036. En estos mensajes hizo numerosas predicciones (algunas de ellas vagas, algunas muy específicas) sobre los acontecimientos de un futuro próximo, a partir de los acontecimientos de 2004. Sin embargo, estos hechos parecen no haber tenido lugar, ya que él describe un futuro drásticamente cambiado en el que Estados Unidos se había dividido en cinco regiones más pequeñas, el medio ambiente y las infraestructuras habrían sido devastadas por un ataque nuclear, y la mayoría de las otras potencias mundiales habrían sido destruidas. Hasta la fecha, la historia ha sido contada en numerosos sitios web, en un libro y en una obra. También se ha discutido en ocasiones en el programa de radio Coast to Coast AM. En este aspecto, la historia de Titor puede ser única en términos de obtener una gran repercusión partiendo de un medio originalmente limitado, un tablón de discusión de Internet. (Ya hace poquito nomas les presentaba este caso por este mismo blog. El tema de John Titor sigue siendo apasionante y nadie se ha puesto de acuerdo. Para algunos, es un fraude. Para otros, es real. Yo dejo el beneficio de la duda y repito mi apuesta & pedido personal hacia el mismísimo John Titor, de existir: BUSCAME. Quiero escribir sobre ti. Lo digo de verdad).
El Vampiro del Tiempo
Von Helton es el nombre de un supuesto viajero en el tiempo que afirma haber visitado Inglaterra en 1857, Francia en 1916 y Alemania en 1945. No existen otras pruebas que no sean las fotografías granuladas de Helton vestido con atuendos de las épocas a las que supuestamente viajó. Él también sugiere que podría ser un descendiente de vampiros. (Huele a fraude. Sería cierto, sólo si ustedes creen en vampiros. ¿Ustedes creen en vampiros? ¿En serio?)
El Spammer del tiempo
Al igual que John Titor, Bob White o Tim Jones envió un número indeterminado de mensajes de spam en Internet entre 2001 y 2003. El tema de los e-mails era siempre el mismo, que el individuo estaba tratando de encontrar a alguien que podría suministrar un "Generador Warp Dimensional". En algunos casos él afirmó que era un viajero del tiempo atrapado en 2003, y en otros, decía estar buscando las partes de otros viajeros en el tiempo. Varios beneficiarios comenzaron a responder, alegando tener equipos como el generador solicitado. Uno de los beneficiarios, Dave Hill, creó una tienda en línea en la que el viajero en el tiempo adquirió el generador (anteriormente un disco duro de motor). Poco después, el viajero del tiempo fue identificado como el spammer profesional James R. Todino (conocido como Robby). Los intentos de Todino por viajar en el tiempo eran algo serio, y mientras que él creía que era estable mentalmente, a su padre le preocupaba que los que respondieron a sus correos electrónicos se habían aprovechado de los problemas psicológicos de Todino. En su libro Spam Kings, el periodista Brian S. McWilliams, que había descubierto la identidad de Todino originalmente para la revista Wired, reveló que Todino había sido diagnosticado previamente con trastorno disociativo y esquizofrenia, lo que explica los problemas psicológicos de los que su padre había hablado. El viajero del tiempo de Todino fue inmortalizado en la canción Rewind del trio de Jazz GrooveLily en su álbum de 2003 Are we there yet?. La canción se compone de frases tomadas de correos electrónicos de Todino. (Otro triste ejemplo de un problema de salud mental. Pero más triste aún son los que se “prendieron” en el delirio de Todino y se aprovecharon del tema. Espero que el tipo haya encontrado la ayuda psiquiátrica que merecía…)
El Accionista del tiempo
Andrew Carlssin es un supuesto personaje ficticio que fue detenido en enero de 2002 por violaciones a la SEC por haber realizado 126 operaciones con acciones de alto riesgo y tener éxito en cada una. Como se informó, Carlssin comenzó con una inversión inicial de $ 800 y terminó con más de $ 350 millones, lo que llamó la atención de la SEC. Informes posteriores indican que después de su detención, presentó una confesión de cuatro horas en el que decía ser un viajero del tiempo proveniente de 200 años en el futuro. Se ofreció a decirle a los investigadores cosas tales como el paradero de Osama bin Laden y la cura para el SIDA, a cambio de una pena menor y que se le permitiera regresar a su época, aunque se negó a decirle a los investigadores el paradero o funcionamiento de su máquina del tiempo. La historia de Carlssin se originó como una pieza de ficción en el Weekly World News, un periódico satírico, y más tarde se repitió por Yahoo! News, donde su carácter ficticio se hizo menos evidente. Pronto fue reportado por otros periódicos y revistas como un hecho. Esto a su vez se extendió de boca en boca, por las bandejas de entrada de correo electrónico y los foros de internet, que incluyen descripciones más detalladas de los acontecimientos. (No sé por qué, pero creo que estamos ante un primo lejano de Booster Gold, aquel personaje tan curioso que salía en los comics de DC de la Liga de la Justicia y que también venia del futuro. Lindo “curro” ese… alegar ser un viajero en el Tiempo para evadir al fisco. Lamentablemente, lo más probable es que a uno lo terminen metiendo en el calabozo o en el manicomio. O ambas cosas a la vez, jejeje).
El hombre moderno de 1941
Una fotografía de 1941 de la reapertura del puente South Forks en Gold Bridge, Canadá, fue acusada de mostrar a un viajero del tiempo. Se alegó que la ropa y gafas de sol que el individuo vestía eran modernos y no del estilo usado en la década de 1940. La foto se originó en el Bralorne Pioneer Museum, y apareció en la exposición virtual llamada Their Past Lives Here, producida y conducida a través de la inversión del Museo virtual de Canadá. Otras investigaciones sugieren que la apariencia del "hombre moderno" puede no haber sido tan moderna. El estilo de las gafas de sol apareció por primera vez en la década de 1920, y de hecho se puede ver a Bárbara Stanwyck con un par similar en la película Double Indemnity de 1944. A su vez, el hombre es tomado por muchas personas por estar usando una camiseta impresa moderna, pero en una inspección más cercana parece ser un suéter con un emblema cosido, el tipo de ropa que a menudo era usado por los equipos deportivos de la época. La camiseta es muy similar a la que fue utilizada por los Montreal Maroons, un equipo de hockey, de esa época. El resto de su vestimenta parece haber estado disponible en el momento, aunque la ropa que él usa es mucho más informal que la usada por las otras personas de la fotografía. También un gran tema ha sido que en la fotografía el hombre lleva una cámara fotográfica en sus manos al parecer muy moderna para su época. El debate se centra en si la imagen muestra realmente un viajero del tiempo, o se ha manipulado, o simplemente se está confundiendo como anacrónica. El "Hipster del Tiempo" se convirtió en un caso de estudio de los fenómenos virales de internet en los museos, y se presentó en la conferencia Museums and the Web 2011 en Filadelfia, Pensilvania. (¿Y entonces? ¿Es real o es ficción? Nadie lo sabe. La foto está ahí y la controversia está servida. ¿Otro fraude o realidad?)
Celular en 1928
En octubre de 2010, el cineasta de Irlanda del Norte George Clarke subió un video-clip a Youtube titulado "El viajero del tiempo de Chaplin". El video-clip analiza los extras del DVD de la película de Charles Chaplin El Circo, el material muestra la première de la película en el Grauman's Chinese Theatre en 1928. En un momento, una mujer se ve caminando y sosteniendo un objeto a su oído. Clarke examinó el vídeo y dijo que ella estaba hablando en un dispositivo delgado y negro con la apariencia de un "teléfono". Clarke llegó a la conclusión de que la mujer era posiblemente una viajera del tiempo. El vídeo recibió millones de visitas y fue objeto de noticia en la televisión. Nicholas Jackson, editor asociado de The Atlantic, dice que la respuesta más probable es que ella estaba usando un audífono portátil nuevo, una tecnología que se estaba desarrollando en ese momento. Philip Skroska, un archivero en la biblioteca Bernard Becker Medical Library de la Universidad Washington en San Luis, cree que la mujer pudo haber estado sosteniendo una trompetilla auditiva de forma rectangular. Michael Sheridan, escritor del New York Daily News dijo que el dispositivo era probablemente un audífono en desarrollo, quizá fabricado por Acousticon. (Algo chirria en todo esto, tanto en la historia si es real como las explicaciones dadas. Si es real, ¿por qué diablos una supuesta viajera del Tiempo haría un movimiento demasiado evidente? ¿Para qué sacar un teléfono celular en 1928, si no podría ejecutar ninguna llamada a nadie? ¿Y los que pasaban junto a ella no le hubieran preguntado qué rayos es eso que tiene ahí? Ya les digo: el caso chirria. Demasiado).
John Krasinski
Una pintura de 1835 hecha por Christen Købke exhibida en el Statens Museum for Kunst de Copenhague llamó la atención de algunas personas, ya que el hombre de la pintura muestra un aspecto muy similar al del actor John Krasinski. Originalmente se observó por un estudiante de la Universidad de Míchigan, la imagen fue publicada en Facebook y Reddit, donde se puso en duda la autenticidad de la imagen. John Krasinski respondió a lo antes mencionado diciendo: “¡Vaya! Parece una inteligente comercialización para la NBC... Pero me gusta!” La pintura representa a Carl Adolf Feilberg, un fabricante de jabón. La similitud de Krasinski y Feilberg dio lugar a una campaña viral debatiendo si Krasinski había posado para la foto en 1835. (Igualito al caso de John Travolta. Todo puede ser explicado por parecidos notables entre personas. Hay quien dice haberme visto yendo a tal lugar, cosa que no es cierta y que niego rotundamente, pero esa persona insiste en que he sido yo. Hay veces en que ciertas personas tienen un parecido físico con ciertas otras personas y… la confusión está servida, jejeje).
…Y hasta aquí, la lista recopilatoria acerca de casos y supuestos viajeros del Tiempo. Si conocen alguno más para agregar a todo esto, avísenme. Y si conocen de algún viajero del tiempo real, pues no lo duden: avísenle que aquí hay un escritor aguardando escribir las crónicas de sus viajes, jejeje.
Saluditos a todos.

Universo DC: La Noche Final 05


5
El Día Más Brillante  

El Sol.
Casi al mismo tiempo.
La nave espacial de Dhurva se detuvo en órbita solar. El inmenso Astro Rey se hallaba envuelto en una dura coraza de materia oscura. Observando tan agreste panorama y con los escudos de fuerza activados, el joven Monitor soltó su carga: la Bomba de Materia Positiva.
-Dispositivo penetrando caparazón de materia oscura… Ya – dijo para sí mismo mientras consultaba sus aparatos – Llegada al corazón del Sol, tiempo estimado: 18,37 segundos.
Dhurva tragó saliva. Era el momento de la verdad. Comenzó a alejar la nave pero supo que de nada serviría: dada la poca cantidad de tiempo de la que disponía, nunca podría huir con vida.
-Bueno… fue lindo mientras duró – comentó. Un instante después la bomba explotaba y la costra de materia oscura cedía. El fulgor y el calor resplandecieron, libres otra vez.
Dhurva cerró los ojos, cegado por el brillo… y los volvió a abrir, sorprendido. El tiempo a su alrededor se había congelado.
-Bien, supongo que un Monitor Multiversal no debería decir esto, pero… ¿¿Qué rayos está sucediendo??
-Lo siento – se disculpó Muerte. Se hallaba parada a su lado – Fue culpa mía. Estoy al tanto del amor que le tienes a Deva… y no puedo dejar que eso termine de esta manera.
-¿Qué?
-Las historias de amor siempre han sido mi debilidad. Desde los tiempos de Romeo y Julieta. Y admito haber visto “Titanic” como 20 veces y siempre salgo del cine de la misma manera: llorando. Así que supongo que me cansé de que el chico y la chica, por H o por B, no puedan estar juntos y que todo acabe en tragedia.
-¿Eh?
-Es todo lo que diré – Muerte le apoyó una mano en el hombro – Eso y que hoy, una persona me dijo que la Vida está por encima de todo y que hay que preservarla. Tienes suerte. Te toca ser el primer favorecido. Vete a casa.
Un resplandor. Dhurva desapareció, teleportado. El tiempo reanudó su marcha y la nave quedó destruida por la explosión de energía solar. Muerte ya no estaba allí tampoco. Se había ido.  

***  

En la Tierra, Alan Scott y Darkseid se trenzaban mano sobre mano sobre las arenas de Egipto. El choque de las energías de ambos sacudía al desierto y provocaba la destrucción de antiguos monumentos.
-¡Es inútil! ¡No puedes ganarme! – dijo el Oscuro Señor. Alan comenzó a doblegarse, a hincar la rodilla sobre el suelo – ¡Mío es el poder de la Anti-Vida! ¡La energía de tu anillo es inútil contra ella!
Linterna Verde temió que aquello fuera verdad. Sentía el poder de su enemigo sobre él como una sombra asfixiante. Poco a poco parecía ir apagándose su brillo esmeralda.
-¡Maldición! – gritó.
-¡ES TU FIN! – los ojos de Darkseid refulgieron. ¡Iba a ganar! ¡Un poco más y aplastaría al terrícola!
-Ejem…
De nuevo, el tiempo se detuvo. Muerte apareció en escena. Se paró detrás del Señor del Mal mirándolo severamente y le susurró al oído:
-Tal vez te creas listo por haberme burlado, Darkseid. Admito que hasta yo me creí el numerito de “La Muerte del Señor Oscuro”. Pero, ¿sabes qué? Ya no volverá a suceder. He elegido bando, dios demonio… y resulta que es el opuesto al tuyo. Es el bando de la Vida – la chica caminó hasta colocarse delante de él – Bye, bye. ¡Y esta vez, para siempre!
Muerte extendió su mano. La apoyó en el pecho de Darkseid.
Hubo una descarga de poder, una explosión similar al estallido de una supernova, salvo que sucedió en el plano espiritual. Al volver a marchar el tiempo, Alan Scott se sorprendió enormemente cuando su enemigo aulló de dolor y se desintegró en átomos, disipándose como lo haría una pesadilla horrible al despertar uno. Al mismo momento, en las alturas, el escudo que bloqueaba al Sol cedía y la luz volvía a brillar con fuerza.
-Vaya – Alan se sintió bastante confundido – Pensé que iba a perder la batalla. ¡Pero parece que no! Que extraño…
-Una par de palabras en latín – dijo alguien a su espalda – Después busca el término en Google si así lo deseas: “Deus Ex Machina”.
Scott se volvió. Una bella chica gótica se hallaba parada de brazos cruzados allí mismo. Sonreía, con dulzura.
-¿La conozco, señorita? – preguntó él.
-Pues resulta que teníamos una cita para la semana que viene, pero veo que se ha cancelado indefinidamente – Muerte le guiñó un ojo – Adiós, Alan. Disfruta de tu nueva vida.
Al igual que Norman McKay, el superhéroe parpadeó. Y eso fue todo lo que la muchacha tardó en irse.  

***  

Como un tsunami, la derrota y muerte –real esta vez– de Darkseid se hizo sentir entre sus tropas. Los Black Lanterns se volvieron cenizas ante los atónitos ojos de los superhéroes que luchaban contra ellos y los anillos de poder que portaban se apagaron uno a uno para siempre.
En Oa, la Batería Central volvió a bullir de actividad y la Anti-Vida desapareció de ella. Regresando a su eterno resplandor esmeralda, sus energías sanadoras restauraron y volvieron a la vida a unos sorprendidos Guardianes del Universo, que se miraban sin comprender qué había pasado. Por suerte para ellos, Ganthet estaba allí y se los aclaró todo, recitándoles incluso los últimos versículos de la profecía de la Noche Final escrita en el Libro de Oa:
“Pero al final, la Luz prevalecerá y desgarrará las Tinieblas… el Destructor será destruido cuando el Portador del Anillo Definitivo lo enfrente y la Muerte decida su bando. Después de la noche, sale el Sol. Después de la sombra, llega el día… el Día Más Brillante”. 

Epilogo Uno
Y la Vida sigue…  

Metrópolis.
Tiempo después.
Alan Scott miraba el amanecer desde la cima del edificio del Daily Planet cuando Superman se le unió. Parándose a su lado, el Hombre de Acero le dijo:
-Poco a poco, el orden vuelve a África. La Liga y yo estamos ayudando a las autoridades con las tareas de reconstrucción y la asistencia humanitaria… Si bien va a ser duro, creo que podremos lograr encausar un poco las cosas.
-Me alegro muchísimo. Toda esa pobre gente necesita de mucha ayuda ahora.
-Si – Superman hizo una pausa – ¿Qué hay de Hal?
-Nada – Alan bajó la vista, apesadumbrado – Si bien los Guardianes consiguieron rescatar su cuerpo del interior de la Batería, limpio de la corrupción de la Anti-Vida, no ha recuperado la consciencia hasta ahora. Temen que su coma sea irreversible. Viniendo de una raza de seres inmortales y prácticamente casi omnipotentes, como comprenderás no son palabras muy alentadoras que digamos.
-Hal es un luchador. Saldrá de esto… hay que pensar en eso.
-Ojala.
-Hasta entonces… hay un puesto en la Liga para ti. Digo, si deseas ocuparlo.
Alan lo miró a la cara.
-¿No es un poco apurado buscar ya un reemplazo para Jordan? – inquirió.
-No se trata de un reemplazo. Lo hemos hablado entre todos. Sabemos que eres miembro fundador de la Sociedad de la Justicia. Tu experiencia y tu poder serán necesarios para la nueva etapa que estamos a punto de encarar.
-Yo… no sé qué decirte. Hasta hace un tiempo atrás tenía casi 80 años. Mi vida estaba terminada. Ahora resulta que soy joven otra vez. No te ofendas, Súper, pero antes de volver a involucrarme en un equipo de superhéroes, quiero ordenar mi vida… mi nueva vida.
Superman asintió.
-Te estaremos esperando, Alan. No lo olvides.
-No lo haré. Descuida.
Ambos se estrecharon las manos.
Linterna Verde alzó vuelo. Envuelto en su aura esmeralda y con su larga capa ondeando a su espalda, el superhéroe se perdió en la distancia.  

Epilogo Dos
Exilio    

Mundo Monitor.
Dhurva se hallaba parado en medio del gran salón, retenido en un campo de fuerza a la espera del veredicto. Tal y como había anticipado, cuando su intervención no autorizada fue descubierta, las autoridades del Mundo Monitor tomaron cartas en el asunto y celebraron un juicio. Deva salió como testigo a favor suyo, pero ahora su destino ya no le pertenecía. Estaba en manos del Monitor-Líder y del Consejo Multiversal.
-Todos de pie – anunció alguien – El Tribunal ha decidido.
Los Monitores congregados en torno a la figura del prisionero se pararon. Ataviado con los atuendos ceremoniales que exigía el protocolo, el Monitor-Líder aguardó a que el representante del Consejo le comunicara en privado la decisión antes de que él la hiciera pública. El anciano escuchó y asintió. Frunciendo el ceño, miró al acusado y a todos los presentes.
-Monitor Dhurva… el Tribunal ha decidido que eres culpable del delito de violación de las normas y leyes impuestas sobre la no-intervención a los mundos que vigilamos. Por lo tanto, es mi deber comunicarte que la sentencia será el destierro de por vida a una de las infinitas Tierras del Multiverso, absolutamente despojado de todos tus atributos cósmicos y privilegios como Monitor Multiversal. Se te permitirá mantener los recuerdos de tu actual existencia como castigo ejemplificador y para que comprendas el daño que tu accionar desmedido ha causado al orden pre-establecido – el viejo hizo una pausa – ¿Tienes algo que decir a todo esto?
-Sí. Esto: sólo sé que hice lo correcto. Nada más.
Hubo murmullos en la sala. El Monitor-Líder los acalló con la mirada. Se volvió hacia el condenado.
-Serás expulsado a un plano de existencia inferior – le recordó – Despídete de tus compañeros.
Dhurva desvió la vista hacia un extremo de la sala. Allí estaba Deva. Lo observaba con los ojos inundados de lágrimas. La suya era una autentica mirada de impotencia. “Lo siento”, parecía decir, “Hice todo lo que pude”.
-Ya está, Dev – le susurró – Déjalo. Ya no importa.
Un haz de luz lo envolvió, iniciando el proceso de teletransportación. Dhurva cerró los ojos con fuerza, mientras sus átomos y moléculas se disolvían y eran enviadas a algún sitio del vasto infinito multiversal.
-Se ha hecho justicia – proclamó el Monitor-Líder, con cierto pesar. Sus palabras dieron por finalizado el proceso judicial. 

***  

En alguna Tierra del Multiverso…
Dhurva abrió los ojos. Se hallaba acostado sobre una cama, dentro de una habitación común. Desorientado, se irguió y al instante comprendió que su cuerpo había sufrido alguna especie de metamorfosis. Tambaleándose, corrió hacia el baño y se miró a un espejo. Con increíble horror y sorpresa, contempló su reflejo…
Un ser humano común y ordinario le devolvía la mirada. Un terrestre joven, con la barba algo crecida y el cabello largo y desalineado, vestido con unas sencillas prendas de dormir.
-No. No puede ser – dijo. Se sobresaltó. ¿Aquella era su voz? ¡Sonaba espantosa! ¿En qué idioma había hablado? ¿Inglés? ¿Español? – Esto no está pasando…
Como para empeorar las cosas, una persona atinó justo a entrar en el baño también. Medio dormida, la chica –cuyo parecido físico con la cantante Britney Spears cuando era más joven, sin duda era notable– se dio de bruces con él y lo miró, enfurruñada.
-Disculpa – le dijo, arrastrando las palabras al hablar – pero necesito usar el baño. Ya.
Dhurva la miró, embobado. Sabía que era la primera vez en su vida que la veía. Sin embargo, conocía su nombre.
-Sabrina – exclamó – ¡Te llamas Sabrina!
La aludida frunció el ceño. Resopló, revoleó los ojos y acto seguido, alzando la voz dijo:
-¡¡MAMÁ!! ¡Declan ha estado fumando marihuana otra vez!
Una voz estridente no tardó en responderle, viniendo del piso inferior de la vivienda.
-¡Declan Gunn! ¿¿Otra vez fumando porquerías?? ¡Creíamos que habías entendido el mensaje! ¡Nada de drogas en esta casa! ¡Nada de vicios ni de inmundicias! ¡Ya verás cuando tu padre vuelva del trabajo esta tarde y se entere, muchacho!
-Dios. ¡Esto no me puede estar pasando!  

¡FIN!
(POR AHORA…)

Universo DC: La Noche Final 04


4
La Elección  

La iglesia tembló. Varios cristales explotaron en pedazos y las estatuas de santos cayeron de sus pedestales. Un viento helado se coló en la estancia amenazando con apagar la vela que Muerte había colocado entre ambos. Norman McKay se estremeció. Estaba seguro que todo el mundo había sentido el terremoto.
-¡Dios mío! ¿Qué fue eso? – preguntó.
-Eso fue la Luz chocando contra las Tinieblas – la chica suspiró – Se acerca el momento de mi intervención: vida o muerte. Bien o Mal. Debo elegir.
-¡Por Dios, hija! ¿Qué no está claro? ¡El camino de la luz es el correcto!
-¿Lo es? Francamente, Padre, ¿lo es? ¿No sería mejor si todo esto terminara? ¿Si el universo volviera a la oscuridad de la que fue sacado?
-¡No puedes estar hablando en serio!
Silencio. Muerte observó al sacerdote.
-¡Tú misma dijiste que no eras el final de nada! ¡Que la Humanidad cometía el error de verte como algo malo, tremendo! ¿Qué pasó? ¿Ahora has cambiado de opinión?
-¿Cuál es la diferencia, Padre? Todos van a morir algún día. Todos acabaran compadeciendo ante mí. ¿Por qué prolongar su agonía? Después de mí hay cosas maravillosas… ¿Ya le conté sobre el Cielo?
-No. Escúchame, por favor: sé que la vida es dura y que a veces puede ser fatal, pero merece ser vivida. ¡Dales a elegir a todos los habitantes de este mundo y sin duda escogerán la vida!
-¿Por qué?
-¡Porque así nos han hecho! ¡Porque así Dios lo dispuso! Amamos la vida, hacemos de todo por defenderla. No nos rendimos ante lo inevitable.
-Esa vendría a ser yo, ¿verdad?
Norman McKay midió sus palabras.
-Hija, te creo cuando dices que no eres el final de nada. Te creo cuando dices que no eres algo terrible… pero la vida está antes que nada. La vida está antes que todo.
-¿Aunque Dios ya no esté allá arriba? ¿Aunque nadie lleve ya la cuenta de las buenas o malas acciones?
-Eso debería ser independiente. Haya o no un Dios, haya o no alguien llevando la cuenta, la vida, la Vida (con mayúscula) está primero. La Vida… es algo que debe defenderse. Debería ser el bien más preciado del cosmos.
Norman enmudeció. Muerte lo miró directamente a los ojos.
-La Vida es buena – razonó el sacerdote – No quiero decir con esto que tú seas mala, sólo quiero decir que Dios (en quien sigo creyendo) lo ha dispuesto así por una razón. A lo mejor su ausencia es intencional. A lo mejor es una prueba para saber si somos o no somos dignos de Su Presencia.
-Sí. Tal vez tenga razón…
McKay apoyó sus manos en los hombros de la chica.
-Corrígeme si me equivoco: hay gente peleando en estos momentos contra la Oscuridad. Héroes.
-Sí.
-Entonces ellos necesitan tú ayuda. ¿Debes escoger un bando? Que sea el de la Luz. Que sea el de la Vida.
-Pero… soy la Muerte.
-Y eres una chica adorable. Y buena. Y no creo que estar equivocado en esto. De la muerte también surge la vida. ¡Mira la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo! ¿Qué mejor imagen del triunfo de la Luz sobre las Tinieblas?
Silencio otra vez. Muerte sonrió. Era una sonrisa terriblemente dulce. Se puso de pie.
-¿Hija?
-Tiene razón, Reverendo. Totalmente – dijo – Gracias. Me ha ayudado muchísimo. Ya sé qué debo hacer.
Parpadear. Eso fue lo que Norman McKay hizo. Y en esa fracción de segundo Muerte se había ido.