sábado, 24 de septiembre de 2016

La Chica del Embarcadero, de George Norman Lippert


De vuelta en la casa de su abuelo después de su último año escolar, Petra Morganstern es una joven bruja cambiada. Confiando en sus recientes decisiones, aunque acosada en sus sueños por todo lo que le han costado, Petra no está segura de qué hacer con el resto de su vida. El único rayo de esperanza de Petra es su joven hermanastra Izabella, cuyo sencillo encanto solo es acallado por la horrible Phyllis, su odiosa madre. Desesperada por proteger a Izabella de la creciente rabia de Phyllis, Petra lucha por encontrar equilibrio entre las fuerzas que buscan controlar su corazón. ¿Se aferrará a las elecciones que ya ha hecho, escogiendo lo correcto por encima de sus mayores anhelos, o el fantasma del poder y de la venganza, siempre acechantes, serán finalmente su perdición?
Mientras las cosas se descontrolan, Petra deberá hacer frente a las fuerzas implacables del destino, con la obligación de decidir una vez más. Pero, ésta vez, nadie estará allí para salvarla. Esta vez, la elección será sólo de Petra.
MI OPINION SOBRE ESTA NOVELA
(Advertencia: Contiene Spoilers de “James Potter y La Maldición del Guardián”. Si no deseas saber nada o todavía no has leído esa novela, no sigas. Si lo haces, es bajo tu propia decisión)
Petra Morganstern es un personaje creado por George Norman Lippert para su saga de James Potter, el hijo mayor del famoso mago Harry Potter. La única relevancia que tenía el personaje fue explotada en el segundo libro de la saga de James, “La Maldición del Guardián”, donde descubríamos que Petra guardaba en su interior un pedazo del alma oscura de Lord Voldemort, convirtiéndose así en un Horrocrux involuntario del Señor Tenebroso. Quizás, en su último Horrocrux, uno que –al fin de cuentas– no le serviría para nada, ya que no aseguraría su inmortalidad como los otros siete, sino la preservación de su legado. O esa era la idea original.
En “La Maldición del Guardián”, Lucius Malfoy es encargado por Voldemort –en un flashback– de custodiar una vieja y retorcida daga. Dicha daga es el último Horrocrux del mago oscuro y contiene un pedazo de su alma. Lucius –siguiendo instrucciones de su señor– busca una familia de magos de sangre pura devenida a menos y a una mujer ya embarazada en ella. Convenciéndola con mentiras y engaños, consigue que la mujer realice cierto ritual impuro con la daga y de esa forma el alma de Voldemort –ese pedacito que queda– pasa al vientre materno, uniéndose a la de la niña por nacer. Esa niña se convertirá –con el paso del tiempo– en Petra Morganstern, compañera de colegio de James Potter e hija “espiritual” del Señor Oscuro, su heredera.
Quienes leímos “La Maldición del Guardián”, sabemos que el plan original de Voldemort y de su sirviente, Lucius Malfoy, acabó por el piso. Petra luchó con la oscuridad del Innombrable y la venció, evitando matar a Lily Potter (la hermana menor de James) y de esa forma convertirse en… lo que estaba destinada a convertirse.
No contento con ofrecernos esa aparición de Petra, Lippert decidió darle una novela para ella sola como protagonista  y la tituló “La Chica del Embarcadero”, donde se explora más a fondo su historia personal y su relación con su pequeña hermana Izabella, su viejo abuelo Warren y su malvada “madrastra”, Phyllis.
Lippert nos vende el libro con el subtítulo de “un cuento de hadas oscuro” y si bien el tono es realmente penumbroso por momentos, no llega a una oscuridad total. No la que el personaje realmente merecería para justificar su futuro –y absolutamente previsible– paso al lado maligno. Y digo bien cuando utilizo la palabra “previsible” ya que si uno es entendido en estos temas, se da cuenta de que el nombre elegido por el autor para su personaje no está puesto porque sí. Fíjense en el detalle: ella se llama PETRA MORGANSTERN. Quiten “Petra” y “Stern” de su apellido. ¿Qué queda?
MORGAN.
¿Les suena familiar? Tal vez no, ya que para el lector de habla hispana, no tiene sentido. Pero ahora, añadamos una letra más al nombre y el resultado les dará una pista bien clara.
MORGANA.
Sip. Morgana, como Morgana Le Fay, la eterna enemiga del mago Merlín en las viejas historias. Sabemos que Merlín es –en la continuidad del Potterverso de Lippert– director de Hogwarts ahora… sí él está aquí… ¿Acaso iba a faltar su eterna enemiga, mal que no sea de esta nueva forma?
Representación de la mítica Morgana Le Fay.
Y no es a la ligera que lo digo. En la novela, Petra tiene poderes que ningún mago o bruja del Potterverso posee. No necesita de una varita para llevar a cabo sus hechizos. Tiene poderes mentales, puede controlar la naturaleza a su antojo, etc, etc. Ese poder no viene del alma de Voldemort que yace en ella y que carece de total relevancia en el presente libro, sino en el hecho de que ella es especial… quizás, de alguna manera indirecta, la reencarnación de la mítica Morgana.
“La Chica del Embarcadero” transcurre en el Potterverso de Lippert. Sin embargo, no se mencionan nombres relacionados con los personajes que todos conocemos. No hay un Harry Potter aquí, a James lo mencionan pero sin el apellido y ni siquiera se habla del Señor Tenebroso. Lippert lo hizo así a propósito para que quien lo deseara pudiera leer esta novela sin tener que recurrir a su saga particular. En lo personal, ahí es donde –entre otras cosas– falla el asunto. Si no mencionas a Harry ni a Hogwarts directamente y aquello del alma de Voldemort habitando dentro de tu personaje no tiene más relevancia que una simple voz impersonal en su cabeza que bien podría ser la de su subconsciente, quiere decir que algo no va bien.
Exceptuando ese fallo enorme –hecho a propósito por el autor– el libro puede ser disfrutado como el cuento triste de una chica huérfana con poderes que crece en un entorno deprimente. Una chica que solo tiene como consuelo a una niña no muy lista –su hermana Izabella –, un abuelo con relevancia cero en la trama –el viejo Warren solía ser un mago, pero ya no– y una “madrastra” realmente espantosa, pero que no consigue ser todo lo repulsiva y revulsiva suficiente como para aplaudir cuando Petra decide “ajusticiarla” con su magia.
EN SINTESIS
LO BUENO: El clima deprimente. Los ambientes de la granja y los bosques. La relación de Petra con Izzy.
LO MALO: La idea del ultimo Horrocrux de Voldemort totalmente desaprovechada. La no mención directa a Harry Potter y a su hijo James, y al colegio de Hogwarts. Si no te lo dicen, es como estar leyendo una historia genérica de una joven bruja de cualquier tipo, que tiene que lidiar con su lado oscuro.
CALIFICACIÓN: 6 puntos.  

viernes, 23 de septiembre de 2016

¡El baile funk de Voldemort!


Como ya dije alguna vez, siempre que una franquicia del cine y la televisión se vuelven populares, irremediablemente le sigue una parodia. La susodicha parodia puede ser en plan de comedia, bizarra o hasta en versión XXX. En el caso que nos ocupa, es comedia musical pura. ¡El baile funk del Innombrable! Creo que nunca en mi vida me he reído tanto con una parodia como esta… ¡Voldemort y sus Mortifagos, bailando al ritmo del Uptown Funk! Aquí tienen el video musical, para que se descostillen de la risa. Decir aparte que ME ENCANTA la chica que hace de Bellatrix que sale junto a Voldy –no me miren así. Sobre gustos… y lo que sigue, jejeje–.
No sé ustedes, pero después de ver esto, a mí me han entrado unas ganas terribles de bailar. J

jueves, 22 de septiembre de 2016

La Escapada de Petra, de George Norman Lippert


Este es un pequeño relato corto, escrito por George Norman Lippert, mismo autor de la saga de James Potter, el hijo mayor de Harry Potter. En esta ocasión, el autor estadounidense nos trae una historia que transcurre paralela a “James Potter y la Maldición del Guardián” y la protagonista es una chica llamada Petra Morganstern, compañera de colegio de James.
Petra es una chica misteriosa y bastante atractiva, dueña de uno de los más terribles y mejor guardados secretos del mundo mágico. Un secreto relacionado con el Señor Tenebroso y el que, aparentemente, sería su último Horrocrux. En esta historia, una melancólica Petra se escapa de Hogwarts para Navidad y visita el pequeño pueblo de Hogsmeade, donde se encuentra con Ted Lupin y ambos conversan sobre la perdida y el dolor de ser huérfanos.
Es un mini-relato bastante efectivo, donde el autor explora un poco al personaje de Petra. Por suerte, le dedicaría una novela corta entera para ella sola, un libro titulado “La Chica del Embarcadero”, donde se explayaría más acerca de ella y su familia… y los misterios que la rodean.
Si sigues la saga de James Potter, esta pequeña historia podría gustarte. No es que sea totalmente imprescindible, pero sí interesante de leer. Petra podría parecer una simple chica más de Gryffindor, pero que las apariencias no te engañen. Como dije antes, ella esconde un oscuro, horrible secreto relacionado con El Innombrable. A veces, las apariencias engañan y bajo la dulzura y la bondad, se esconde un gran mal esperando despertar…
EN SINTESIS
LO BUENO: Explora mucho los sentimientos de Petra y de Ted Lupin. También contiene una visita muy interesante a Hogsmeade en un típico día navideño.
LO MALO: Es bastante escueto y cortito. Si no has leído “La Maldición del Guardián”, seguramente no entenderás mucho.
CALIFICACIÓN: 6 puntos.

martes, 20 de septiembre de 2016

James Potter y la Maldición del Guardián, de George Norman Lippert


La saga de `James Potter`, escrita inicialmente sin ánimo de lucro por un fan de los libros originales de Harry Potter, fue primeramente demandada por la autora J.K. Rowling pero, dada su calidad, acabó dando su beneplácito a la publicación de las historias. `James Potter y la Maldición del Guardián` es la segunda novela de la serie.
James comienza su segundo año en Hogwarts con ilusión, sabiendo que Merlín será el nuevo director y con su hermano y su prima a su lado. Ha aprendido la lección y sabe ahora que él no es su padre y que no tiene que demostrarlo a los demás, pero los problemas parecen perseguir a los Potter, y una horrible conspiración se urde entre los muros del colegio. Se trata de algo que tiene que ver con Salazar Slytherin y con una cosa llamada `la Maldición del Guardián`.
MI OPINION SOBRE ESTA NOVELA
Sorpresas y muchas aventuras –y grandes amenazas– le esperan a James Potter (hijo mayor de Harry Potter) en esta novela, secuela de la historia anterior titulada “La Encrucijada de los Mayores”. Nuevamente, George Norman Lippert se luce trayéndonos una digna continuación de la historia del primogénito del mago más famoso de todos los tiempos.
Para esta ocasión, en esta nueva aventura, Lippert pareció tomar nota de ciertas sugerencias que sin duda le habrán hecho los lectores de su obra anterior, incluyendo finalmente personajes que no estaban hasta el momento y sacando a otros –mal que no sea, momentáneamente–. Así, por ejemplo, el amigo norteamericano de James (Zane Walker) regresa a su país natal y es reemplazado por la simpática y atractiva Rose, la hija de Hermione y Ron, quien junto a Ralph, acompañan al joven mago en este nuevo año escolar en Hogwarts, un año escolar lleno de sorpresas y peligros. Y vaya si hay peligros…
Rose Granger-Weasley, hija de Ron y Hermione.
Si con el misterioso “heredero de Voldemort” no bastase,  el trio se las tendrá que ver con El Guardián, la malévola entidad demoniaca que da nombre a la novela, una oscura criatura capaz de destruir nuestro mundo. Y con el archimago Merlín, quien ahora ocupa el puesto de director en el colegio de magia y hechicería, pero que no se sabe bien donde está parado. ¿Es Merlín realmente un mago blanco o, por el contrario y como todo parece indicar, es un mago tenebroso con planes siniestros?
El mítico mago Merlín. En la novela, sale bastante parecido a esta ilustración.
El libro tiene de todo. El estilo literario sigue siendo muy similar al de J.K. Rowling, aunque tiene vuelo propio. El dato negativo sobre esta novela es su grosor. Quinientas y pico de páginas es mucho. Y más cuando el autor mete capítulos de relleno. Compensa enormemente al ofrecernos una aventura y un enigma bastante atractivo.
Y entre la vastedad de personajes que encontrará el lector entre estas páginas, están: un viejo Lucius Malfoy –quien continua trabajando desde la clandestinidad como Mortifago y conspirando para hacer caer al Ministerio de Magia–, a su hijo Draco Malfoy –un Draco adulto y bastante diferente a como le conocíamos–, al hijo de Draco, Scorpius –quien empieza su primer año en Hogwart y con una sorpresa increíble… algo que no se espera nadie–, a Albus Potter, el hermano menor de James y segundo hijo de Harry –en la misma situación que Scorpius y quien también, viene con sorpresa incluida– y más, muchos más…
Draco Malfoy adulto y su hijo, Scorpius. 
Quiero, entre otras cosas, felicitar la inventiva de Lippert para utilizar a personajes que ya han muerto en el universo de ficción donde todo se desarrolla. Gracias a los cuadros mágicos, tenemos reapariciones de Severus Snape y Albus Dumbledore, y hasta posiblemente el único retrato animado del Señor Tenebroso… pero sobre esto, no diré más. Que sea el lector el que se sorprenda con ello, como así con la revelación de la identidad del descendiente de Voldemort y el destino ultimo de su maldito cuerpo.
EN SINTESIS
LO BUENO: Gran variedad de personajes. Acción trepidante. Aventura por todas partes. Una correcta narración.
LO MALO: Su grosor. Quinientas páginas –lo repito– es mucho. Hay capítulos de relleno y eso puede enfangar un poco –solo un poco– la lectura.
CALIFICACION: 9 puntos.
…Y la saga de James Potter no acaba aquí… hay más novelas después de esta. ¿Eso es bueno o malo? Creo que el tiempo lo dirá. A veces “cantidad” no es lo mismo que “calidad”, pero si Lippert viene manteniéndola como hasta ahora, compensa bastante.

lunes, 19 de septiembre de 2016

¿El 23 o el 28? ¡Pónganse de acuerdo!


La espera por la publicación del octavo libro de Harry Potter tiene a los fans en vilo. Tan es así, que hay cierta confusión en la fecha de salida del mismo. Me explico: según la editorial Salamandra –responsable de la publicación de las novelas de J.K. Rowling en español– la fecha de salida del libro es el día 28 de septiembre. Fijándonos en el calendario, cae un día miércoles. Ok, hasta ahí todo bien. Pero sucede que hace un par de semanas, llamé a la tienda de libros más importante de la zona donde vivo y me dijeron que la fecha de salida el libro era… el día 23 de septiembre, que cae un viernes de ¡esta misma semana!
¿En qué quedamos? ¿A quién debo creerle?
En lo personal, ya sea el 23 o el 28, nunca estuve tan pendiente de la salida de un libro. No soy lo que puede decirse un fan acérrimo del Potterverso, pero tampoco soy un neófito. Es la primera vez que estoy atento, junto con millones de personas, a la publicación de una novela. Y sé que esta es muy esperada por los fanáticos.
Les estoy rezando a todos los santos para poder conseguir un ejemplar. Algo me dice que este dichoso libro se va a vender como pan caliente. Díganme ustedes, ¿debería ir con una varita lista algunos de esos dos días a la librería y tirarle a la gente una de las Maldiciones Imperdonables? ¿Tal vez irrumpir en la tienda al grito de “AVADA KEDAVRA”? XD
(En el Reino Unido, los chicos y las chicas llegaron a disfrazarse como magos y brujas para ir a las tiendas a comprar su ejemplar. No sé… ¿Sera momento de sacar mi vieja túnica negra con capucha y aquella mascara tan fea de Mortifago que me compré por MercadoLibre?)
"¡Entréguenme el libro, sucios muggles!"

JA!
Que nervios, Dios mío… que nervios… :P