martes, 25 de agosto de 2015

El mes que viene, por este mismo blog…


Por increíble que parezca, ni yo sé lo que va a haber el mes que viene en este blog, más allá de los habituales comentarios & reviews sobre los libros que leo. Y es que la factoría de ideas (la de mi mente, no la famosa editorial, je) no está pasando justamente por su mejor momento. Básicamente, creo que todos ya se habrán dado cuenta de que estaba publicando un nuevo Fanfiction de Superman y que abruptamente, el mismo desapareció. Todo tiene una explicación y es la siguiente: la idea se cayó.
Originalmente, en el plan trazado que tenía para esa nueva continuidad de fics del Hombre de Acero, luego de visitar las ruinas de Krypton, nuestro héroe acababa regresando de su exilio a la Tierra para enfrentarse a grandes amenazas. Entre esas amenazas estaba el trio de criminales kryptonianos de la Zona Fantasma (Zod, Ursa y Non) más la reaparición de su hijo, Thomas Kent. La épica historia que iba a convertirse en la última historia que escribiera sobre el Gran S acabó naufragando y convirtiéndose en algo que no me gustaba –con personajes nuevos apareciendo y viejos conocidos muriendo demasiado fácil y estúpidamente– así que como este asuntito se estaba volviendo un auténtico quebradero de cabeza, pues ni modo… tuve que optar por sacrificar estas historias. Con todo el dolor del alma, pero entendiendo que era lo mejor. Al final de cuentas, yo soy el autor de ellas y puedo tomar esas decisiones. Sería diferente si conmigo escribiera en conjunto otra persona –una opción linda, la verdad– pero como parece que nadie a los que he pedido ese tipo de asistencia se ha dado por aludido, de momento soy –lo repito– el único que puede tomar decisiones sobre las obras que escribo. Por más drásticas y repentinas que estas decisiones a veces, sean.
Así que, para el mes que viene, no tengo la más mínima idea qué va a haber en este blog. Como alternativas, estoy viendo si puedo expandir las historias de Supergirl (ahora convertida en Power Girl) o, en el peor de los casos, reeditar historias ya escritas y ya publicadas en el lejano pasado de este espacio web. De hecho, ando con ganas de volverles a mostrar a todos ustedes el relato zombi que escribí en su momento, el cual por razones que yo al menos no sé, nunca entró en ninguna antología de la Línea Z de Editorial Dolmen…
No sé, la verdad, no sé. Un enorme signo de interrogación cubre este blog para el mes que viene y puestos ya, de seguir así, los meses que vienen.
Saluditos a todos.  

domingo, 23 de agosto de 2015

El misterio de la Sabana Santa, de Sam Christer


Ha llegado por fin el momento de desvelar el secreto mejor guardado de la historia. Es el icono religioso más controvertido en el mundo. Nadie sabe de dónde vino. Nadie sabe cuándo se hizo. Pero el mayor misterio religioso del cristianismo alberga la clave para comprender los motivos de un asesino en serie que crucifica a sus víctimas y elabora las muertes más salvajes y extrañas.
Y sólo dos policías americanos, siguiendo un sendero que se extiende desde California hasta el Vaticano, pueden revelar el secreto de la Sábana Santa.
MI OPINION SOBRE ESTA NOVELA:
Dos cosas a tener en cuenta. La primera, que la sinopsis de más arriba está errada totalmente. No existe tal “asesino que crucifica a sus víctimas”. Supongo que el error garrafal se debe a un intento de marketing de la editorial para que quien lee la contratapa se decida a adquirir el libro pensando que va a encontrarse con eso. Pues bien, no hay tal cosa. Lo segundo a tener en cuenta, es que este es un libro excesivamente largo. Demasiado.
“El Misterio de la Sabana Santa” es un thriller policial con todas las de la ley. Si uno ha visto series de TV como “CSI”, “Hannibal”, “Castle”, “Bones”, sin duda amará esta novela. Tiene todos esos ingredientes que han hecho exitosos a esos programas de televisión. Desde ese punto, no tengo absolutamente ninguna queja. Es más, adoro –en cierta medida– esos policiales pese a no ser fan propiamente dicho. En mi casa, es mi madre quien se sienta a verlos… y yo –cuando no tengo nada que hacer– la acompaño, así que estoy en el tema médico-forense-policial.
La trama va de la muerte de una guionista de Hollywood llamada Tamara Jacobs, quien se encontraba trabajando en una película que habla sobre el Santo Sudario de Turín. Los detectives encargados de investigar el caso son Nic Karakandez y Mitzi Fallon, dos personajes que uno no puede dejar de adorar. A medida que la novela avanza, Nic y Mitzi descubrirán que su asesino está conectado –de alguna forma– a un gran misterio que gira en torno a la reliquia sagrada. Un misterio que otros están empecinados en dejar oculto tras las sombras, a costa de vidas inocentes…
Amén de ser medio parecida a “El Código Da Vinci” de Dan Brown en algunas cosas, la novela tiene su vuelo propio y lo positivo es que sus capítulos son súper cortitos y bien concisos. Lo malo –ya lo he dicho– es que pese a que los capítulos son cortos, las páginas son muchas. A la mitad del libro uno quiere que todo termine y que el autor deje de dar tantas vueltas con asesinatos rituales, monjes asesinos y conspiraciones varias desde las altas esferas Vaticanas.
En resumidas cuentas, lo que uno quiere saber es: La Sabana Santa, ¿es el sudario de Jesús o no?
La respuesta se toma su tiempo en llegar. Y cuando lo hace no resulta ser tan sorprendente… aunque es cierto, hay una vuelta de tuerca insólita. Aunque yo ya conocía la teoría que el autor postula como verdadera identidad del hombre cuya imagen está impresa en el sudario…
Tranquilos, no voy a spoilear. Aunque sólo puedo decirles que nada es lo que parece y que dado los tiempos particularmente cuasi ateos que estamos viviendo, no es de extrañar que se llegara a tan lógica conclusión.
EN SINTESIS:
Es una muy buena novela, pero es excesivamente larga. Muchas páginas no significan calidad, significan –a veces– relleno innecesario. Sin embargo, los amantes de “CSI” y “Bones” la amaran. Tal es así que me ha encantado imaginarme a Mitzi Fallon con la cara de Emily Deschanel. Y mi elección para Nic Karakandez sería Julian McMahon. Gustos personales, aclaro. ;)
Saludos a todos.  

sábado, 22 de agosto de 2015

Horas de Oscuridad


…Y no, no es el famoso blog de internet. Las “horas de oscuridad” hacen referencia a otra pavada que anda circulando por las redes, una noticia falsa que lo único que hace es dar pena de lo repetitiva que es. Cada tanto, los loquitos del Fin del Mundo la desempolvan para intentar asustar a la gente. La susodicha –pavada– noticia dice así:
“Un extraño fenómeno natural que solo sucede cada 26.000 años dejará a la Tierra sin sol durante cuatro días a partir del próximo 24 de agosto, según informó la NASA.
“Al pasar nuestro sistema solar frente a la brecha oscura de la galaxia, probablemente esta brecha absorberá todos los fotones, y al estar el sol entre la Tierra y esta brecha oscura, evidentemente la luz del sol no llegaría a la Tierra”, fue la explicación científica avalada por la NASA que varios expertos intentaron explicar de la manera más simple.
Si bien la luz no llegará a la Tierra el calor si se sentirá, lo que significa que no habrá cambios climáticos que puedan afectar la vida como la conocemos. El objetivo es entregar una ilustración científica y evitar así que se generalicen otras teorías que pueden inducir al pánico.
La teoría que se maneja entre las personas más espirituales es completamente diferente: “La Tierra descansará en un profundo sueño de 96 horas a la espera de un nuevo sol”. Por otro lado, algunos dicen que es el inicio del fin del mundo por todos los males que ha causado el hombre a la Tierra, el llamado a la preservación de los recursos naturales.
De todas maneras, la NASA había asegurado que esto ocurriría el 21 de diciembre de 2014, pero como no sucedió nada, luego lo desmintieron. ¿Será verdad esta vez?”
Huelga decir que la NASA misma se encargó de desmentir esta tontería, tan falsa como un helado de pollo. Astronómicamente hablando, es IMPOSIBLE que tal cosa suceda, de modo que, a no ser que sea por intervención sobrenatural, el lunes 24 no sucederá NADA.
En lo personal, me cansan un poco bastante los Finmundistas y sus intentonas de vendernos prontos apocalipsis que luego no suceden. Son igual de tremendistas como los Testigos de Jehová, que han quedado millones de veces en ridículo al predecir (erróneamente) la fecha del temido Fin de Todo. ¡A ver si la cortan con el rollo del Armagedón que viene y que después, resulta que no viene!
Por si las dudas, dejo claro lo que pienso de esta nueva locura viralizada en la red: el 24 de agosto (día lunes) no va a pasar NADA. El Sol va a salir como siempre y otra jornada más de trabajo empezará… al menos, para quienes trabajamos o estudiamos. No puedo decir lo mismo de ciertos crápulas del internet. Para ellos, el ocio y la vagancia parecen reglas de oro.
Saludos a todos.

sábado, 15 de agosto de 2015

Tormenta Solar, de Arthur C. Clarke y Stephen Baxter


Bisesa Dutt regresa a la Tierra tras pasar cinco años en el planeta Mir, construido con retazos de paisajes y personas extraídos de distintas eras de la historia de la Tierra y habitado por los primogénitos. Pero ¿por qué se creó Mir? ¿Por qué llevaron allí a Bisesa y después la devolvieron a la Tierra justo el día después de su desaparición?
Cuando los científicos descubren una anomalía en el núcleo del sol creada por una mano alienígena, las respuestas aparecen. Los planes elaborados por esos inescrutables observadores desencadenan una tormenta solar diseñada para erradicar la vida en la Tierra.
MI OPINION SOBRE ESTA NOVELA:
Siempre me gusta –en lo posible– ser franco con todos ustedes. Aquí tampoco va a haber excepciones: en lo personal, me gustó más la novela anterior. Ojo, no quiere decir que esta no sea buena, pero no es exactamente como lo esperaba…
“Tormenta Solar” tiene algunos puntos en común con la anterior obra de la dupla imbatible Clarke & Baxter. Pocos, a decir verdad. Esta la teniente Bisesa Dutt y están los Primogénitos, los misterios alienígenas nunca vistos ni oídos que, sin embargo, hacen sentir su presencia. Y en esta ocasión, los misteriosos extraterrestres están decididos a exterminar la vida en la Tierra, por lo que han elaborado un plan infalible para hacerlo: una autentica tormenta solar de proporciones catastróficas.
El grueso del libro viene de los preparativos de la raza humana para resistir a la muerte que viene llegando desde el mismo Sol. La construcción de un impresionante escudo en el espacio para resguardar a la Tierra, y de las cúpulas sobre las ciudades, son muestras interesantes de alternativas para poder escapar al horror que se aproxima. Aunque en el mundo actual, es poco probable y menos factible que estas medidas puedan –y sean– tomadas, en caso de que nos amenace una verdadera tormenta solar, el temor de muchos –entre los que me incluyo–.
No me malentiendan. Es una excelente novela de ciencia-ficción. Clarke demuestra su maestría en el tema, lo mismo que su colega Baxter, pero por momentos la trama se vuelve muy pesadita, con tanta explicación científica de por medio.
Y como decía más arriba, los puntos de conexión con “El Ojo del Tiempo” son escasos, más allá de Bisesa y de los alienígenas. Es más, no sabemos nada sobre Mir, ese planeta compuesto por retazos de diferentes épocas, ubicado en algún lugar del universo. Se menciona al sitio, pero sólo de pasada y no hay nuevos datos sobre él. Toda esta aventura está ambientada en el futuro de Bisesa, en un periodo cronológico que comprende los años 2037-2042. Lo bueno en eso es que podemos saber más sobre ese sitio. Pero de Mir, poco y nada…
EN SINTESIS:
Es una novela buena, pese a todo. Al fanático de temas astronáuticos y sobre tormentas solares le encantará. Tiene bastante de todo eso. Además de una cuota de literatura catastrófica, por supuesto. Recomendable.
Saludos a todos.  

viernes, 14 de agosto de 2015

Supergirl: La Ciudad Infinita (Cinco)


5
VUELTA A CASA… Y UN NUEVO COMIENZO  

La puerta del ascensor volvió a abrirse.
Kara parpadeó, sorprendida, mientras salía. Se hallaba en el Daily Planet. Reconoció el lugar: era el pasillo de las portadas de periódicos enmarcadas en cuadros.
¡Había vuelto no sólo a casa, sino que hacia atrás, en el tiempo! Estaba en el momento justo en que Perry White la contrataba para trabajar en el diario. Y allí venia el editor, fumándose su habano, deteniéndose frente a ella y mirando los cuadros…
-¿Sabes por qué está eso colgado en la pared? – le preguntó. Kara vaciló. De inmediato, recordó lo que ella le había contestado:
-¿Por qué si estuviera en el suelo se correría la tinta?
-Que simpática – White suspiró y luego se largó a su discurso explicativo del motivo de enmarcar esas noticias.
Kara no lo escuchó. Su mente iba por otros lados, analizando otras cuestiones. Los Constructores de la Ciudad la habían devuelto al inicio de todo, a su intento por seguir los pasos de su primo y forjarse un lugar en Metrópolis. Esto dejaba claro dos cosas…
La más evidente, que los Constructores eran terriblemente poderosos. Seres capaces de manipular –incluso, jugar– con el tapiz del tiempo y del espacio no le merecían ninguna confianza. Le hablaron veladamente de cierta amenaza que se acercaba y que su paso por la Ciudad fue para ella una especie de entrenamiento para combatirla. ¿Y si ellos eran la amenaza? ¿Y si ahora decidían meter mano en la Tierra? ¿Entonces?
La segunda cosa evidente para ella era que esta vez, sabía a lo que se enfrentaba. Y que no podía seguir actuando ni a la ligera ni ingenuamente. De modo que labrarse una vida como Kal-El era un error.
Estaba allí emulando a su primo, siguiendo sus pasos. Era su oportunidad de cambiar. De forjar su propio camino. Su propio destino.
Era tiempo de crecer.
-…Lo que pretendo de mi personal es que salga a la calle, a buscar la noticia. No quedarse sentados en la redacción, haciendo trabajo de oficina – continuaba White – ¿Crees poder cumplir con estos requisitos?
-¿La verdad? No, Sr. White.
-¿Eh?
-Que no. Lo he pensado muy bien y se lo agradezco, pero no quiero el trabajo de periodista. No va conmigo – Kara le estrechó la mano – Gracias. Gracias de verdad.
Se marchó. Perry la observó irse, pasmado.
-¡Por las patillas de Elvis! No entiendo nada – se quejó – ¿Acaso se volvió loca?  

--------------------  

Pero Kara no estaba loca. Tenía un objetivo bien claro.
En los días siguientes, visitó las principales bibliotecas del mundo. Leyó todos los libros que tuvo a su alcance, de los más variados temas. Su mente kryptoniana procesó la información a una velocidad pasmosa. Cuando el tour cultural acabó, Kara surgió más sabia y más adulta de lo que había sido.
Volvió a la granja Kent, donde se reencontró con Superboy. Le contó toda la historia de su estancia en la Ciudad y sus planes de forjar su propio camino como superheroina defensora de la Tierra.
-Hay que aceptar lo evidente, Conner – le dijo, mientras trabajaba velozmente en la confección de un nuevo traje – Kal-El se ha ido. Puede que para siempre. Él ha tomado su decisión, su camino. Yo debo tomar el mío.
-Kara, me asustas – Conner la observó, serio – Cualquiera diría que eres otra…
-Soy otra – corroboró ella – Mi paso por la Ciudad me cambió. Me hizo reflexionar que ser una mujer sensible y delicada no va a llevarme a ningún lado. Cuando eres así y tienes los poderes que tengo, cometes errores. La gente inocente muere por culpa de esos errores – negó con la cabeza – No. Ya no puedo permitirme el lujo de ser débil ni sensible. No con una gran amenaza en puerta. Tengo que ser enérgica y adulta, decidida. Como lo era mi amiga Helena.
-¿Qué estás haciendo?
-Confeccionado un nuevo uniforme para mí – le explicó, dándole los últimos toques – “Supergirl” es historia. Se veía como un apéndice de Kal-El. Yo no soy apéndice de nadie.
Kara se retiró a su cuarto para cambiarse. Cuando volvió, Conner se quedó con la boca abierta.
-¿Y bien? – preguntó la chica. Vestía un traje blanco bien escotado y ajustado a su cuerpo, más una capa roja de un estilo diferente a la anterior. La clásica “S” no se veía por ningún lado.
-Todo un cambio – Conner silbó. No había reparado en lo salvajemente sexy que se veía Kara hasta ese momento. ¡Si hasta físicamente parecía más adulta, con ese uniforme! – ¿Y cómo debo llamarte a partir de ahora?
Ella lo pensó un momento. Luego, sonrió con decisión y seguridad al responder:
-Desde hoy en adelante, seré… ¡POWER GIRL!  

EL PRINCIPIO…